Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Logo dominicosdominicos

Blog Buscando a Dios

Antonio Osuna Fernández-Largo O.P.

de Antonio Osuna Fernández-Largo O.P.
Sobre el autor

6
Abr
2017

Buscar a Dios es tarea con cuerda para rato

0 comentarios

  

A Dios no se le busca a ritmo de urgencias o a hora fija de reloj. Dios no tiene horario fijo de trabajo. Se trata más bien de un sentido vital de largo aprendizaje, de una postura frente a todo lo que nos acontece, de una convicción de la conciencia individual cara a todo lo que nos relaciona con los demás, de una persuasión  profunda cara al incesante fluir de cosas que son la trama de la vida. En una palabra, buscar a Dios no es susceptible de un programa con fecha y hora predeterminadas,  pues no se decide en un congreso ni en una tertulia de tipo casero.

Se va formando como se forman las convicciones profundas de nuestro ser  y que son distintas en cada uno. Es el gran valor que nuestro Creador ha dejado encomendado a nuestra libertad. Es, por tanto, un compromiso para toda la vida y quehacer de toda la personalidad y no una tarea de gente mayor o un cursillo de libre inscripción.

Se dijo de alguien que se metió a monja para buscar con rapidez a Dios; algo así como si Dios estuviera escondido en las trasteras de los conventos o en las bodegas de los monasterios, jugando al escondite. Pues, no; no hay lugares seguros para encontrar a Dios.  No se trata de cambiar de vida, sino de postura ante la vida.

A Dios se le encuentra sólo en la intimidad y en la autoconciencia, en cualquier sitio o momento del a vida que nos encontremos. A veces, de sopetón y, a veces, tras recorrer situaciones insólitas de la vida; a veces, ante una desgracia familiar que nos fulmina como un rayo y, otras veces, ante un desengaño sentimental que nos deja  desilusionados. Y nunca yendo a tiro fijo o con jaculatorias “de absoluta garantía”. Y sin recetas infalibles, aunque estén firmadas por sesudos especialistas del espíritu. En la religión no hay eficacia mecánica ni leyes físicas. Que es cosa de la  gracia de Dios, hombre, a ver si te enteras.

Posterior Anterior


Deja tu comentario

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply