Logo dominicosdominicos

Blog Buscando a Dios

Antonio Osuna Fernández-Largo O.P.

de Antonio Osuna Fernández-Largo O.P.
Sobre el autor

7
Feb
2020

Habló el buey y dijo mu

2 comentarios

  

Todos los días escuchamos las opiniones más extrañas y peregrinas de quienes pertenecen a la chismografía de los medios de comunicación social. Opiniones extravagantes e insólitas hasta el extremo. Pues no perdamos un instante de nuestra vida en considerarlas, pues vienen de quienes menos valoramos y no creo que estar recogidas por los MCS las revalorice. De hecho, todos nos enfrentamos a la vida y escucha de los demás con un criterio, con una postura, con un prejuicio que nos hace relegar multitud de cosas que oímos pero a las que no concedemos importancia; prescindimos de ellas sin más.

Eso significa que en nuestra educación y a lo largo de la vida nos hemos ido formando un sistema de ideas, sentidos y valores que integran la trama de nuestra personalidad. Por ello damos valor a lo que lo tiene y desechamos todo lo que es improcedente, baldío y sin sentido o tenemos como tal. Y eso es la educación permanente en nuestra vida. Formamos nuestra persona a lo largo de la vida.

Y pienso que eso es también una madurez espiritual; sí, vamos madurando espiritualmente a lo largo de nuestra vida. Y así es como nos vamos forrando del antídoto que nos permita desechar tantas insensateces como tenemos que oír todos los días a nuestro alrededor o tantos comportamientos que nunca imitaríamos. La autoeducación es una defensa contra tanto sinsentido como tenemos que sufrir en la vida. Porque la vida, que tiene momentos maravillosos y cosas dignísimas, tiene también cosas insufribles y desechables.

No esperemos cada día al salvador de nuestra existencia ni obtener el remedio puntilloso para toda clase de males sociales, físicos o psíquicos. Nadie da más de lo que tiene.

Y pienso que el encuentro con Dios muchas veces sucede en medio de tantas estulticias como hay que oír a diario, el hallazgo de esta joya acontece en medio de mucho barro. Hay que “estar a la escucha” en medio de tanto ruido vano e insensato y saber responder como se merece la llamada de Dios. No ser como el buey de la fábula que, llamado a sentenciar quién cantaba mejor, si el ruiseñor o el canario, solo supo responder con el acostumbrado y estulto: mu.

Posterior Anterior


Hay 2 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
MELISSA MENDEZ VZLA
9 de Febrero de 2020 a las 00:52

GRACIAS! ESTUVO GENIAL....ESTE ARTICULO! DIOS LE BENDIGA!

2
Francisco David Valladares Aranda
10 de Febrero de 2020 a las 15:49

Me complace mucho este artículo. Sobre todo esta situación la vivimos todos los días en el chismorreo de la redes sociales.