Logo dominicosdominicos

Blog Buscando a Dios

Antonio Osuna Fernández-Largo O.P.

de Antonio Osuna Fernández-Largo O.P.
Sobre el autor

13
Abr
2021

Levantar vallas en vez de allanar el camino a Dios

0 comentarios

  

La actuación íntima de Dios en cada uno es algo imprevisible y no admite recetas. Nosotros, en cambio, tratamos de fijar un protocolo a la actuación imprevisible de Dios y reducir a recetas la providencia inédita de Dios. La solución no es dar con la oración infalible o el santo devocional que obtiene todo lo que se le pide, sino disponer el corazón con humildad y sencillez a la acción imprevisible y gratuita de Dios. Dios nos espera en el afán ordinario de cada día pero hecho con limpieza de corazón y buena voluntad para los que están a nuestro alrededor; lo que está en nuestras manos, en una palabra.

Somos nosotros quienes ponemos murallas a Dios, y ponemos puertas en el campo de la acción imprevisible de Dios, pues él nos está buscando en cualquier vericueto del acontecer diario donde nos refugiamos. Dios está en las rutinas, en el trabajo cansino, en las relaciones ordinarias con los demás y en el quehacer anodino de nuestra existencia.

Dios misericordioso, compasivo, inclinado y solícito por nosotros cuando le buscamos y desbrozamos los caminos que conducen a él, siempre acercando las personas que fueron su solicitud mientras estuvo en este mundo: los necesitados, los enfermos, los incomprendidos, los desahuciados en el mundo y los que no tuvieron suerte en la lotería de la vida. En cambio, la enemistad, la difamación, el odio, las contiendas, las guerras levantan murallas infranqueables para el encuentro con Dios y construyen vallas aislantes y entorpecedoras del encuentro con Dios. Lo que es injusticia y desamor son siempre muros de vergüenza que blindan el aislamiento de Dios.

A Dios nadie le conoce ni penetra su voluntad, pero sí lo podemos encontrar en los caminos variopintos de nuestra existencia; no empeñarse en explicar los interrogantes de su gobierno del mundo pero sí señalar que el mundo es sostenido por él y que nada se mueve en el mundo fuera del alcance de Dios.

 La búsqueda de Dios no es una obra de detectives ni de investigadores de la ciencia o el saber sino de quienes cumplen diariamente con sus trabajos y viven en justicia y amor con sus semejantes. Así de sencillo y asequible a todos. Para eso nos ha puesto Dios en el mundo y nos sigue ayudando en silencio.

Posterior Anterior


Deja tu comentario

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta