Logo dominicosdominicos

Blog Buscando a Dios

Antonio Osuna Fernández-Largo O.P.

de Antonio Osuna Fernández-Largo O.P.
Sobre el autor

22
Sep
2022

Habló Blas, punto redondo

2 comentarios

Hay quienes han usurpado la última palabra en todo. Y, en verdad, no tienen ningún título académico para ello.

Asombra, en efecto, oír que el tema de Dios es de otros tiempos. O que hay cosas más importantes en la vida. O que vivimos en una sociedad postreligiosa; vamos, laicismo puro y duro. O decir que el tema religioso es incognoscible o de poco cuidado para el común de las gentes. Así hay muchos sedicentes agnósticos.

Pero no se trata de estar al día  o de dar con un tema de novedad que aumente el número de seguidores en la red. Es otra cosa. Es bucear en la condición de lo humano y buscar  lo genuino, lo auténtico, lo humano de la condición del vivir; lo que nos caracteriza y singulariza frente a todos. Es buscar la razón del ser y existir y rastrear si no hay alguien que nos lo haya anunciado. Eso es justamente buscar a Dios, que es buscar lo más genuino de la vida: la razón de ser de nuestra temporalidad, el porqué hemos venido a la existencia, la opción más libre que tomamos y nos diferencia de los demás.

La meta es la misma para todos, pero el viaje pasa por una infinitud de situaciones. Y todos tenemos una guía en situaciones totalmente distintas: es la razón humana y moral discurriendo sobre el tiempo, el comportamiento social, el quehacer ético en este mundo y el término de toda vida que es la muerte. Buscar a Dios y la solución que tengamos después de buscarle es algo personal e intransferible. Sí, es cosa de todos, pero mía sobre todo y ante todo. Es nuestra primera distinción y la más profunda de los demás y nadie nos la puede arrebatar.  Va en ello nuestra singular grandeza y diferencia de los demás.

No cabe, pues, desentenderse de este tema ni arrinconarlo para otra ocasión. Todos tenemos que pasar por el aro de conocer de dónde venimos y a donde vamos, de saber en quién estamos fundamentados. Tenemos que enterarnos y para ello no hay más que buscar. Así es como nos toparemos una u otra vez con el rostro escondido de Dios, que nos está esperando desde que nos creó. Y misteriosamente ama que le busquemos en lo cotidiano de nuestra existencia.

Posterior


Hay 2 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta


Ucranlive
23 de Septiembre de 2022 a las 08:14

Extraordinario articulo

Hormias
27 de Septiembre de 2022 a las 14:20

Tirene toda la razon fray antonio
Como decia aquel sabio inglés cuando se deja de creer en Dios se cree en cualquier cosa.... En esas estamos