Logo dominicosdominicos

Blog Buscando a Dios

Antonio Osuna Fernández-Largo O.P.

de Antonio Osuna Fernández-Largo O.P.
Sobre el autor

29
Mar
2022

Dios no habla en el desierto ni a escondidas

2 comentarios

Solemos pensar que a Dios se le escucha solo en el retiro monacal o al final de prolongados ejercicios espirituales.  Dios está en todas partes y quien está en todas partes se manifiesta y habla en todas partes. La palabra divina resuena en cualquier rincón  humanitario y en variedad de tonos, pero los únicos que la perciben son los de corazón recto y humildad y logran sintonizar con ella.

Esta es una de las grandes verdades de la fe cristiana: Dios habla a todos. Olvidémonos de señalar en el mapa los países católicos o las estadísticas de los bautizados como únicos voceros de la palabra de Dios. El camino hacia Dios se puede transitar en infinidad de derroteros, pues es una respuesta a un  Dios que llama y cuyas voces suenan por doquier. Y olvidemos que hay un pueblo elegido, unos sacerdotes acaparadores de esa palabra, unas almas privilegiadas o un pasaporte de minorías. Lo dice la Escritura: “no hablé a escondidas ni en país tenebroso, no dije al linaje de Jacob: Buscadme en el vacío. Yo soy el Señor que dice lo que es justo y proclamo lo que es recto” (Is 45,19).

Por eso la única recomendación para todos es estar atentos a las llamadas de Dios. Cualquier persona humana y en cualquier situación que se encuentre. Solo hay dos elementos seguros: Dios habla a todos y cualquier persona puede escucharle en las situaciones más dispares. Y hay para ello un sacerdocio especial que puede ejercer cualquier persona: ayudar a percibir la llamada de Dios. Lo demás son excusas: que si el mal ejemplo de otros, que si hay presentaciones estereotipadas de lo divino, que si hemos divinizado un dios a nuestro gusto…

La enseñanza bíblica lo ha dejado claro: “No hay otro Dios fuera de mí. Dios justo y salvador no hay otro fuera de mí” (Is 45,21)

Posterior Anterior


Hay 2 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta


Francisca Sanchez
3 de Abril de 2022 a las 10:50

Si, padre, lleva Vd. razón, pero Jesús y tantos santos se iban al desierto a orar, a encontrarse con Dios, yo he tenido encuentros con Dios en la catedral de León, su presencia era tangible, en la soledad de las montañas de Granada, experiencias donde es muy fácil dialogar con el Creador. Sino recuerde a San Francisco de Asis, a San Juan de la Cruz y a Fray Luis de Leon.

¡Gracias!
3 de Abril de 2022 a las 15:15

Tengo una amiga que todas las cuaresmas me pregunta si sé dónde hay buenos retiros, porque dice que ella necesita algo que la haga sentirse cerca del Jefe.
Y yo le contesto: ¡Pero si el Jefe está en ti, déjate susurrar por Él!
Ahora le voy a reenviar su artículo.Gracias.
Un saludo. Lola